hotel botticelli florencia
hotel botticelli florencia
hotel botticelli florencia
hotel botticelli florencia
available on mobile

Reservas

Un poco de historia y algunas curiosidades

El “Palazzetto già Serragli”, donde se encuentra el Hotel Botticelli, se construyó en la segunda mitad del 1500, como muestran muchos mapas de Florencia de varias épocas históricas.

El edificio, que está catalogado como protegido por la “Sovrintendenza dei Beni Architettonici” (ente público que protege los edificio de interés históricos) desde 1935, cuenta con varios elementos de interés: los bellos arcos “a vela” de la planta principal, la ventana interna “inginocchiata” con repisas en piedra y rejas en hierro, y la característica “Loggia” (balcón o terraza) de la segunda planta.

Los arcos de la entrada se pintaron (probablemente en épocas posteriores) con motivos florales y angelicales. Sobre la fachada se pueden ver algunos de los elementos que representaban a la familia Serragli. El edificio se convirtió en hotel en el 1890, cuando el dueño pidió permiso al ayuntamiento de Florencia para abrir una “pensión con una cuadra”.

Poco más de un siglo después (entre 1995 y 1997) el hotel se renovó completamente bajo la vigilancia de la Sovrintendenza ai Beni Architettonici y, actualmente, ofrece a los huéspedes todas las comodidades imaginables. Una curiosidad a destacar tiene que ver con la ventana “inginocchiata”, dado que antiguamente era una ventana al exterior. Lo que ocurre es que durante la última reforma, se decidió recrear una calle típica florentina, que hemos llamado Via Alessandro Filipepi (el verdadero nombre de Botticelli), bajo la misma. En el exterior del hotel, hay una placa en la que se nos reconoce el esfuerzo y se indica que hemos recreado una calle perfecta de la “Florencia antigua”. De hecho, muchos huéspedes y visitantes muestran su curiosidad al respecto, y nos brindan todo tipo de comentarios positivos sobre la misma.
 

Ofertas especiales